“¿Una prórroga para qué?”, se pregunta el negociador europeo del Brexit

EUROPA PIERDE LA PACIENCIA CON LA INDECISIÓN BRITÁNICA