LA ECONOMÍA DE LA EUROZONA SE ESTANCA E ITALIA ENTRA EN RECESIÓN