EN NEUQUÉN, LA COOPERATIVA DE SERVICIOS INSISTE EN DEJAR DE PAGAR LA LUZ