PARA EL GOBIERNO, SE PERDIÓ EL 4% DEL TRIGO EN CÓRDOBA: CASI 50 MIL HECTÁREAS