MAY SE AFERRA A SU PLAN DEL BREXIT Y REDOBLA LA PRESIÓN PARA APROBARLO