PROVINCIAS RECHAZAN EL IMPUESTO DE IGUACEL