EL MERCADO LABORAL SIGUE DEPRIMIDO: MENOS CONTRATACIONES, MÁS DESOCUPADOS Y TOTAL PESIMISMO