MIGUEL ÁNGEL PICHETTO: EL OPERADOR QUE SE REINVENTÓ A SÍ MISMO