INTERNA EN CAMBIEMOS: QUÉ LE PROMETIERON A VIDAL