PEAJES: PASAR CON LA BARRERA BAJA COSTARÁ UNA FORTUNA