EVO AFIRMA QUE LA OLIGARQUÍA CHILENA QUIERE DIVIDIR A BOLIVIA Y QUE LA DERECHA NO PUEDE SER SU INSTRUMENTO