LA DEUDA RIONEGRINA CRECIÓ EXPONENCIALMENTE