BACTERIAS SE HAN HECHO TOLERANTES A DESINFECTANTES DE MANOS