Londres y Bruselas avanzan hacia el acuerdo de divorcio dejando para más adelante los detalles de la futura relación comercial

BREXIT: UN ACUERDO A CIEGAS PARA EVITAR EL CAOS