PRONOSTICAN QUE LA DEVALUACIÓN FAVORECERÁ A LAS ECONOMÍAS REGIONALES, SI EL DÓLAR LE GANA A LA INFLACIÓN