LA JUSTICIA DE EEUU FALLÓ CONTRA ARGENTINA EN UN JUICIO POR 3 MIL MILLONES DE DÓLARES