LA SOJA REBOTÓ EN EL PISO DEL TOBOGÁN