EL DESAFÍO DE EVITAR LA PÉRDIDA DE ALIMENTOS