SEGÚN UN RELEVAMIENTO A NIVEL MUNDIAL, EL CAMPO ARGENTINO SE PREPARA PARA UNA DÉCADA DE CRECIMIENTO