ESTOS SON LOS RIESGOS DE NO TOMAR EL AGUA QUE TU CUERPO NECESITA