Si quieres saber cuán vieja te ves, ve a una cafetería francesa. Es como hacer un referendo público de tu rostro.

CÓMO SOBREVIVIR A TUS 40