ASESINATO DE PERIODISTAS: NUEVA DIMENSIÓN DEL NARCOTRÁFICO EN ECUADOR