UNA AMPLIA MAYORÍA DE FRANCESES APOYA LA REFORMA DE COMPAÑÍA PÚBLICA DE TRENES