POR QUÉ 42 DE LAS 50 CIUDADES MÁS VIOLENTAS DEL MUNDO ESTÁN EN AMÉRICA LATINA