Cuccioli había sido designado por el Gobierno para salvar la deuda tributaria ante la inflexibilidad de Abad.

EL FUTURO JEFE DE AFIP YA NEGOCIABA CON EL NUEVO DUEÑO DE INDALO