Un estudio muestra la vulnerabilidad de importantes urbes como Miami, Nueva York o Bombay.

LA SUBIDA DEL NIVEL DEL MAR AMENAZA A LAS CIUDADES COSTERAS