DEL "ESPEJITO, ESPEJITO" A LOS TINTES ROSAS: LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL LLEGA AL TOCADOR