Suraya Parveen no puede visitar la tumba de su padre porque el cuerpo de un extraño está enterrado en el mismo lugar.

LA CIUDAD MÁS DENSAMENTE POBLADA DEL PLANETA YA NO TIENE ESPACIO PARA ENTERRAR A SUS MUERTOS