EL ASESINATO DE POLÍTICOS LOCALES TIÑE LA PRECAMPAÑA EN MÉXICO