TRAS DESPLOME, EL DÓLAR CERRÓ CASI ESTABLE EN $ 19 (TUVO LA MENOR VARIACIÓN DIARIA EN UN MES)