KIM JONG-UN ORDENA NORMALIZAR LAS RELACIONES CON COREA DEL SUR