Los aditivos fosfatos se utilizan cada vez más en la carne para proteger el sabor y retener el agua.

LOS KEBABS, EN EL PUNTO DE MIRA DE LA UE POR SUS RIESGOS PARA LA SALUD