TRUMP SE DEFIENDE DE INVESTIGACIÓN RUSA QUE OPACA SU PRIMERA GRAN REFORMA