EN SU PRIMER DÍA COMO SENADORA, CRISTINA KIRCHNER EMPEZÓ A MOVERSE CONTRA LA REFORMA PREVISIONAL