SÍ, DEMASIADO COLESTEROL ‘BUENO’ PUEDE SER MALO