RUSIA PONE A PRUEBA SU CAPACIDAD PARA DESAFIAR A EE UU CON LA EXPLOTACIÓN DE HIDROCARBUROS EN EL ÁRTICO