EL PAPA CUMPLIÓ SU SEXTO AÑO EN MEDIO DE CRISIS DE ABUSOS