LA PRECARIEDAD LABORAL RURAL LLEGA AL 49% EN LA PATAGONIA