COREA DEL SUR PAGARÁ MÁS POR MANTENER A LAS TROPAS DE EE.UU.