LAGARDE ADVIERTE SOBRE UNA "TORMENTA" EN LA ECONOMÍA MUNDIAL