LA NEGOCIACIÓN EEUU-CHINA SE REANUDA LA SEMANA PRÓXIMA Y LOS PLAZOS APREMIAN