UE-AMÉRICA LATINA: "QUE LA DESTRUCCIÓN DE LA SELVA NO SEA LUCRATIVA"