EL PRIMER REGALO QUE RECIBIÓ MAURICIO MACRI POR SUS 60 AÑOS: LA RÉPLICA DE UNA TAPA DE ALCANTARILLA