LOS 'CHALECOS AMARILLOS' HAN DESTRUIDO EL 60% DE LOS RADARES FIJOS DE FRANCIA