LA UE Y SUS ESTADOS MIEMBROS NO PARTICIPARON EN LA INVESTIDURA DE MADURO