LA OLA DE FRÍO TRAJO MÁS NIEVE Y TURISTAS DESORIENTADOS EN BARILOCHE