APPLE YA NO ES LA EMPRESA MÁS VALIOSA DEL MUNDO (Y TAMPOCO ESTÁ ENTRE LAS 3 PRIMERAS)