EL BANCO MUNDIAL ALERTA DE QUE CRECEN LOS RIESGOS PARA LA ECONOMÍA GLOBAL