EL PRESUNTO FILTRADOR ALEMÁN ACTUÓ POR “ENFADO” CON LOS POLÍTICOS