ULTIMÁTUM DE WASHINGTON PARA RUSIA